Un Convenio de Desempeño (CD) es un contrato entre el Estado y las Instituciones de Educación Superior por medio del cual éstas comprometen desempeños notables que impliquen un significativo mejoramiento institucional, que por sí sola no habrían podido lograr.

Es un instrumento competitivo de adjudicación de recursos de avanzada categoría, de alto impacto estratégico, que provee de financiamiento en base a resultados y permite a la institución generar iniciativas transformadoras, capaces de enfrentar problemas estructurales de diferente tipo y focalizar sus esfuerzos institucionales en aspectos asociados al mejoramiento de la calidad de su quehacer.

Para un sistema de Educación Superior que muestra importantes desafíos, los CDs ofrecen oportunidades relevantes para priorizar áreas funcionales o de conocimiento, fortalecer los esfuerzos y recursos de la organización en procura de logros notables, generar ventajas competitivas y un posicionamiento estratégico en aquellas áreas funcionales o de conocimiento que sean objeto de mejora y convertirse en referentes para otras instituciones equivalentes.

 

Mejorar la calidad y relevancia de la educación superior a través de la ampliación del sistema de financiamiento basado en resultados. Está orientado a la gestión del cambio en las instituciones de educación superior beneficiadas, enfocándose en cambios en tres áreas principales:

 

 

 
  • Precisar los logros de aprendizaje y demostración de competencias en asignaturas y programas de grado y título.
  • Alinear el currículo con las mejores prácticas internacionales.
  • Aumentar en cantidad, calidad y capacidad el capital humano para docencia e investigación, y las calificaciones del profesorado.
  • Aumentar la relevancia del mercado laboral de los programas.
  • Desarrollar nuevos programas en áreas estratégicas.
  • Promover modelos educacionales innovadores que mejoren el aprendizaje de los estudiantes.
  • Proveer educación remedial a los estudiantes.
  • Integrar tecnologías en la experiencia de aprendizaje.
  • Facilitar la transferencia de créditos académicos y trayectorias de aprendizaje entre la educación técnica y la universitaria. Esto finalmente conducirá a reducir el tiempo de graduación y a aumentar la retención en primer año.
  • Fortalecer el análisis institucional, la auto-evaluación y la articulación de las estrategias institucionales de mejoramiento.
  • Precisar las prioridades y metas institucionales.
  • Aumentar la capacidad de gestión institucional y de alineamiento de los recursos y actividades, con sus metas y prioridades.
  • Facilitar la medición de la eficiencia y de la efectividad.
  • Incrementar la rendición de cuentas interna y externa.
 
Desarrollado por Dirección de Comunicaciones Institucionales UAH